dimecres, 26 de març de 2014

Fibló

¿Por qué un cristal se ha roto para siempre? Enemistados con las dulces esquelas del amor, hemos roto nuestra última frontera, nuestro borde; y aquí estamos, sin límites, a la espera que un piadoso enemigo que clave su aguijón en nuestra carne abierta.

Eduardo Haro Ibars

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...